Sunday 16 June 2019
NASA muestra fotos del asteroide que podría chocar con la Tierra
Geek

NASA muestra fotos del asteroide que podría chocar con la Tierra

Bennu es uno de los muchos asteroides que monitoréa la NASA desde hace ya algún tiempo; sin embargo, ha llamado la atención especialmente porque podría impactar con la Tierra próximamente. Es por ello que lanzaron la sonda OSIRIS-REx para poder estudiarlo mejor, en cuanto a su estructura y trayectoria, por cualquier eventualidad. Ahora, ese mismo vehículo no tripulado ha mandado unas fotos del cuerpo celeste.

Como se puede observar, su estructura es por demás accidentada, sin formas lisas aparentemente, recordemos que las tomas es sólo de una parte del astro, no se abarca su totalidad. Aún así, es de vital importancia para los investigadores el tener este tipo de testigos para el análisis que se hace del objeto aquí en la Tierra.

Además de mandar impresiones, OSIRIS-REx tomará una posición cercana al asteroide para tomar una muestra del mismo, esa es su misión principal; después de haber hecho esto regresará a nuestro planeta con las rocas y polvo recolectado. La operación se llevaría a cabo durante el 2020, mientras que el regreso estaría completo hasta el 2023.

Bennu se acerca cada cierto tiempo a la Tierra
La razón por la que se asume que podría chocar con nuestro planeta en el futuro, se debe a que se ha registrado un acercamiento gradual del mismo a la trayectoria de la Tierra. Actualmente, Bennu orbita en torno al Sol, completando su movimiento cada 1.2 años; estando a una distancia relativamente segura, no obstante, se registra un cambio en su desplazamiento cada 6 años que lo pondría en nuestra dirección en algún momento.

Se cree que si la tendencia se mantiene, el cuerpo pegaría de lleno con el planeta dentro de 100 años aproximadamente, en la primera década del siglo XXII. No se sabe que tan catastrófico podría ser esto, asimismo, no se tiene un plan de contigencia en la actualidad, es por ello que se esperan las muestras de OSIRIS-REx, para tener una mejor predicción del posible choque dentro de un siglo.

Con información de NASA.

16 abril, 2019