19 marzo 2019
#Entérate Esto le pasa a tu cuerpo si comes papaya en ayunas
#Entérate

#Entérate Esto le pasa a tu cuerpo si comes papaya en ayunas

Los beneficios de comer papaya en ayunas te darán mil razones para incluirla en tu dieta diaria. Como sabemos, lo hecho en México está bien hecho y la papaya es originaria de nuestro hermoso país, así que tiene un sinfin de ventajas que no imaginas.

Entre los beneficios de comer papaya que ya conocemos… comerla (y recomendarla) cuando estamos estriñidas, un remedio natural excelente.

La papaya es rica en vitaminas C, E y beta-caroteno, también es baja en calorías, por eso, las dietas para perder peso incluyen esta fruta. Entre todos los beneficios de comer papaya, es importante que conozcas los siguientes para que te animes y la consumas con mayor frecuencia.

1.- Elimina parásitos intestinales
Gracias al alcaloide llamado “carpaina”, que se encuentra en las semillas, se pueden eliminar los parásitos intestinales de forma natural y sin gastar mucho dinero.

2.- Mantiene tu piel sana
La papaya es rica en antioxidantes y vitaminas C, E y beta-caroteno. gracias a esto mantiene a tu piel protegida de los radicales libres, el daño celular y el envejecimiento.

3.- Mejora y favorece el flujo sanguíneo
Ayuda a reducir el colesterol en nuestra sangre y arterias, una vez más debemos agradecer a sus vitaminas y minerales.

4.- Protege a nuestros ojos
Los ojos son un órganos que debemos cuidar a toda costa, comer papaya los protegerá de los rayos ultravioleta y los ácidos grasos (los cuales son consecuencias de los radicales libres); además, previene enfermedades oculares: cataratas y glaucoma.

5.- Ayuda al embarazo
La papaya tiene ácido fólico, una sustancia recomendada para las mujeres mientras están embarazadas, ya que, ayuda a mejorar la formación del bebé.

Se recomienda comer papaya antes de cualquier alimento para que el cuerpo tenga una mayor absorción de nutrientes. Ahora que sabes los beneficios de comer papaya en ayunas, ¿la incluirás en tu dieta?

Con información de CocinaDelirante

12 enero, 2019