Wednesday 23 October 2019
REPORTE Sube a 9 la cifra de muertos tras deslave en en Santo Tomás Chautla
Capital

REPORTE Sube a 9 la cifra de muertos tras deslave en en Santo Tomás Chautla

La fuerte lluvia que azotó Puebla la noche de ayer, convirtió una fiesta de graduación en tragedia cuando al menos una veintena de familiares quedaron sepultados por un alud de lodo que derribó las paredes y techos de la casa ubicada en la localidad de Santo Tomás Chautla, dejando como saldo seis muertos.

Hasta el momento, las autoridades han confirmado el deceso de cuatro adultos y dos niños de 6 y 9 años de edad, mientras que una mujer se encuentra grave, además de otras 10 personas heridas.

Por otra parte, la Secretaría General de Gobierno aseguró que fueron siete muertos y no seis, como informó la Secretaría de Gobernación Municipal, lo que exhibió una contradicción.

Aunque las autoridades municipales anunciaron que darán todo el apoyo a los familiares de las víctimas para que se agilice la entrega de los cuerpos y se puedan realizar las ceremonias fúnebres, también revelaron que el percance se originó porque la vivienda siniestrada estaba sobre una pendiente que fue rellenada con escombro.

Con base en los reportes oficiales sobre el caso, se sabe que alrededor de las 20:00 horas de este 10 de julio, colonos reportaron que un cerro se había desgajado, cayendo un alud de lodo sobre una casa en la calle Emiliano Zapata, que a su vez se deslizó por estar asentada en un terreno irregular, por lo que de inmediato se abalanzaron para ayudar a sus vecinos.

Según los vecinos del lugar, fueron extraídas por lo menos 19 personas, sin embargo, varias fueron trasladadas en camionetas y vehículos particulares a diferentes hospitales, esto debido a que la gente se negaba a dejar que los paramédicos entraran, pues estaban pasando por un momento de crisis.

Los Leyva viven en desgracia

Finalmente, la gente le permitió el paso a los Bomberos, Policía Estatal y paramédicos del SUMA y de Cruz Roja, quienes se encargaron de darle atención prehospitalaria a otras personas que seguían en el lugar o que aún no habían sido extraídas del lodo, como la pequeña Joselyn de 4 años, quien fue rescatada de una profundidad aproximada de 5 metros.

La pequeña fue atendida por paramédicos de Cruz Roja en la ambulancia 284, sin embargo, nada pudieron hacer por salvarle la vida, corriendo la misma suerte que su madre identificada como Dulce Rosario, de 32 años de edad.

Otros niños que fallecieron fueron los pequeños Gaspar y Fátima de 6 y 9 años de edad, quienes eran trasladados al hospital General del Sur a bordo de una ambulancia del SUMA, pero en el camino se decretó su muerte, por lo que se le dio parte a la FIscalía General del Sur.

Las otras dos víctimas fueron identificadas como Antonio de 41 años de edad y Eugenia de 61 años. En tanto que una mujer de nombre Olivia de 41 años de edad se encuentra hospitalizada y se reporta como grave.

La casa estaba asentada en un terreno rellenado con escombro

Al lugar también acudió el titular de Protección Civil Municipal de Puebla, Gustavo Salvatori, quien explicó que el deslave ocurrió debido al reblandecimiento de la tierra a causa de la lluvia, pero principalmente a la irregularidad del cimiento, pues se trata de una ladera rellenada con escombro.

“Ocurrió el deslave de una ladera. Es un terreno donde habían rellenado, aquí prácticamente los terrenos son de piedra, aquí desafortunadamente la gente comenzó a rellenar para agrandar un terreno y con la lluvia se saturó de agua el talud y se fue contra una casa, la sepultó”, explicó Gustavo Salvatori.

Agregó que con apoyo del Ejército, la Guardia Nacional, Bomberos y Policía Estatal se realizó la remoción de escombros en el cuarto de cuatro metros de largo por tres de ancho, descartando que hubiera más personas sepultadas; asimismo, se hizo limpieza del lugar y se desalojaron tres casas aledañas por seguridad.

La mañana de este jueves, el número de víctimas mortales subió a 9, y esta cifra podría aumentar en el transcurso de las próximas horas

Con información de Diario Cambio

11 julio, 2019