#Alminuto #ENTÉRATE

VÍDEO madre ató a su hija a la cama para que deje de consumir drogas

 

Susana Chiramberro, una mujer de Mar del Plata, Buenos Aires (Argentina), es una de las tantas madres que tienen que ver a un hijo atravesar el flagelo de la dependencia de las drogas. Paula Cipriano, su hija, tiene hoy 30 años y su adicción a los estupefacientes se desbordó tanto que su madre tuvo que atarla a la cama para que no saliera en pos de sus proveedores. No obstante, la joven logró escapar de su casa, según informa 0223.

Resignada, Susana especuló sobre el paradero de su hija: “Se habrá ido a las villas a donde va a comprar droga y en unos días volverá”. Y luego agregó: “La anteúltima vez que volvió, estaba como loca queriendo pegarle a la gente. Otras veces las tenemos que entrar porque la encuentran tirada por ahí”.

TE RECOMENDAMOS Denuncia violación contra estudiante de bachillerato en Puebla

Paula comenzó a consumir drogas duras cuando tenía poco más de 20 años, época en la que se hizo adicta a la cocaína. No obstante, en el último tiempo la situación empeoró cuando la jóven comenzó a fumarla. Luego de siete meses sin consumir, tras acercarse a una iglesia Evangélica, Paula volvió a recaer en en su adicción.

El martes pasado, Susana fue a pedir ayuda a la Justicia de Familia, para que internen a su hija. Junto a su marido tomaron la decisión de atarla a una cama y cerrar las persianas para evitar que se escape y vuelva a consumir drogas. “No sé cómo se escapó”, se pregunta la madre.

“Yo no sé qué más hacer. Ella tiene dos hijos, uno de 13 años y otro de 3, y nosotros los queremos preservar”, sostiene Susana, quien espera la ayuda de alguien para poder internar a Paula ya que, de acuerdo a las exigencias de la nueva legislación de salud mental, hay más requisitos que antes para que la justicia intervenga y ordene una internación compulsiva.

TE RECOMENDAMOS Encuentran a pareja ejecutada dentro de una camioneta en Puebla

Con información de RT