#Alminuto NOTA ROJA

VIDEO Estudiantes de Medicina de la BUAP sufren asaltos y violencia

La inoperancia de la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria (DASU) y de la Policía Municipal ante la inseguridad que predomina en los alrededores de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) han obligado a los estudiantes a tomar sus propias medidas de seguridad para protegerse de hechos delictivos.

De acuerdo con las denuncias hechas vía redes sociales por los estudiantes de la máxima casa de estudios, diariamente se registran asaltos y robos frente al Hospital Universitario, el Parque de las Ninfas y en las paradas de autobús cercanas al Bodega Aurrera de la 31 poniente y 11 sur.

Además, los docentes acusan que los vendedores ambulantes ubicados alrededor de la institución se han vinculado a grupos del crimen organizado para ofrecer drogas a los estudiantes, lo que también representa un riesgo para la comunidad universitaria.

Al respecto, el rector Alfonso Esparza Ortiz se comprometió a intensificar la presencia de personal de DASU en los alrededores de la institución e incluso hasta cuatro calles a la redonda, para garantizar la seguridad de los alumnos, así como establecer filtros de seguridad para impedir que personas ajenas a la universidad ingresen a esta.

 

Los perímetros del Hospital Universitario, el Parque de las Ninfas y las paradas de autobús cercanas al Bodega Aurrera de la 31 poniente y 11 sur son algunos de los puntos más vulnerables que han sido identificados por los estudiantes, en los que piden vigilancia permanente por autoridades universitarias y de gobierno.

En las Ninfas señalan a dos personas con sudaderas, portando mochilas que con armas blancas se acercan a sus víctimas para despojarlos de sus pertenencias. En el Bodega Aurrera se ha identificado a un hombre con chamarra en mano, en la que supuestamente esconde una pistola. Los delincuentes también se caracterizan por usar gorras.

Además se han dado casos donde los ladrones operan en grupo, a bordo de automóviles, como ocurrió el martes pasado cuando un alumno de Medicina señaló a cuatro sujetos con gorra, gafas y tatuajes en los brazos que viajaban en un vehículo Jetta, quienes aparentemente habrían descendido de la unidad en la 11 sur y 33 poniente para atracarlo.

Con información de econsulta