#Alminuto Puebla

Víctimas del caso Chalchihuapan piden se reabra el caso

Después de que el Congreso del Estado abrogó la Ley para Proteger los Derechos Humanos y que regula el Uso Legítimo de la Fuerza, mejor conocida como la “Ley Bala”, las víctimas del caso Chalchihuapan solicitaron a los diputados locales que reabran el caso para castigar a los exfuncionarios morenovallistas que participaron en aquel enfrentamiento que cobró la vida del menor José Luis Tehuatlie.

Así lo solicitó Elia Tamayo, madre del menor asesinado durante el enfrentamiento entre la Policía Estatal y pobladores de Chalchihuapan, quien celebró la abrogación de la ley aunque consideró que fue demasiado tarde, por lo que pidió que se detenga a los responsables.

“Como siempre he dicho, yo pido justicia porque esto no puede quedar así, llegó demasiado tarde abrogar la Ley Bala cuando varias víctimas ya no están aquí y yo sigo pidiendo justicia. Facundo Rosas es el causante número uno, Luis Maldonado ¿qué cuentas entregaría? A Rafael Moreno Valle porque él también estuvo y yo siempre he pedido justicia. Que reabran el caso”, expresó en rueda de prensa.

Por su parte, Aracely Bautista, madre del exedil de Chalchihuapan detenido durante el enfrentamiento, señaló como responsables al entonces secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas Rosas; el exsecretario de Gobernación, Luis Maldonado Venegas; y el exgobernador, Rafael Moreno Valle.

“Ahora queda la pregunta de si las consecuencias de esa Ley Bala van a quedar en el olvido o nuestros diputados van a voltear a ver el caso Chalchihuapan y van a llamar a cuentas a Facundo Rosas, recordemos que Facundo Rosas era el secretario de Seguridad Pública y fue uno de los primeros responsables. También ¿qué va a pasar con Maldonado Venegas que era secretario de Gobernación en ese tiempo?”.

Recordó que en total fueron 238 las víctimas de aquel enfrentamiento, de las cuales tres personas murieron: “José Luis Tehuatlie, Antonio Montes y Martín Romero Montes, este último cuatro años después a consecuencia de una bala que tenía alojada en el cuerpo sin que nadie la detectara.

“Él tuvo unas secuelas porque el problema lo tenía en la mandíbula en la parte de la cara, no se dieron cuenta nunca que se alojó una bala que no era de goma, era una bala real en su cuerpo y eso fue lo que le trajo el cáncer al señor y murió el pasado mes de agosto”.

Por esa razón insistió a los diputados en retomar el caso para solicitar castigo a las personas que estuvieron al frente de las respectivas dependencias de seguridad el año pasado.

Vía El Sol de Puebla