#Alminuto NOTA ROJA

Venganza, línea de investigación en crimen afuera de la Ibero

El dueño de un negocio de comida rápida fue asesinado a tiros a un costado de la Preparatoria de la Universidad Iberoamericana y frente al Acceso 3 de la casa de estudios, por sujetos desconocidos que escaparon en dos vehículos con rumbo desconocido, ayer por la tarde. Otro joven que lo acompañaba, estudiante del Tecnológico de Monterrey, resultó herido y fue trasladado a un hospital privado.

Los hechos, ocurridos alrededor de las 13 horas, movilizaron a elementos policíacos de todas las corporaciones, además de paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), quienes confirmaron el deceso del comerciante y auxiliaron al otro joven que resultó lesionado tras el ataque.

La zona de comida rápida fue acordonada para que personal de la Fiscalía General del Estado comenzara a realizar las respectivas diligencias del levantamiento de cadáver, de quien, trascendió, era de origen colombiano. Al lugar llegó además de personal de la comandancia ministerial de San Andrés Cholula, el titular de la Agencia Estatal de Investigación, Juan Luis Galán Ruiz y el fiscal general del Estado, Gilberto Higuera Bernal, aunque ninguno de los mencionados funcionarios accedió a dar entrevista en el lugar para saber más detalles de los hechos.

La víctima fue identificada en con el nombre de Estéfano N, de 23 años de edad, por una mujer que aseguró ser su novia. Por su parte, la Universidad Iberoamericana, además de suspender clases, descartó que la víctima mortal fuera estudiante de su comunidad.

De igual forma, mediante un escueto comunicado, el Tecnológico de Monterrey lamentó los hechos registrados en la zona de la Reserva Territorial Atlixcáyotl y confirmó que el joven que resultó herido es miembro de su comunidad. Asimismo, informó que recibía atención médica y que estaba en contacto con los familiares para brindar todo el apoyo necesario.

En la zona trascendió que Estefano era dueño del remolque acondicionado para la venta de comida rápida, donde ayer se encontraba sentado y tras ser atacado, de manera directa, quedó recargado sobre la mesa, tras recibir al menos dos impactos de bala, de los seis que realizaron los homicidas.

Según testigos, habrían sido al menos seis sujetos los agresores, quienes llegaron en dos vehículos: un Ford tipo Figo de color gris con placas de Puebla y un Nissan, Sentra de color blanco, quienes atacaron de manera directa a la víctima, por lo que se descarta que haya sido un robo y la principal línea de investigación apunta a una venganza.

Aunque se rumoró que uno de esos dos vehículos había sido abandonado en un punto cercano al lugar de los hechos, perteneciente al municipio de San Andrés Cholula, no fue confirmado por las autoridades policíacas.

Cabe señalar que en el lugar existen múltiples cámaras de videovigilancia, cuyas cintas ya serían analizadas por las autoridades ministeriales para tratar de ubicar y dar con el paradero de los asesinos y esclarecer el caso. También se espera que el herido pueda rendir su declaración sobre los hechos que causaron pánico entre la comunidad estudiantil, por lo que fueron suspendidas las clases en el campus universitario.

Tras los hechos que fueron rápidamente difundidos en las redes sociales, familiares de los universitarios llegaron a las instalaciones de la “Ibero”, donde autoridades universitarias les informaron que nadie de los involucrados pertenecía a su comunidad estudiantil, amén de que los hechos se registraron afuera de sus instalaciones.

Vía El Sol de Puebla