#Alminuto Puebla

Vecinos de Rivera Anaya temen caída del edificio 8

 

Aunque Protección Civil dijo a habitantes de la Unidad Habitacional Manuel Rivera Anaya que el edificio número 8 ubicado en la calle Miguel López Pérez es habitable a pesar del daño que presenta, las personas temen regresar a sus hogares por el riesgo que existe de derrumbarse pues tienen detectado que las grietas atraviesan las paredes.

 

Los colonos de esta Unidad Habitacional aseguraron que Protección Civil hizo su visita cinco días después del sismo del pasado martes. Los brigadistas al entrar a las casas les mencionaron a los dueños de los departamentos que no existe ni un riesgo de daño estructural por lo que pueden estar tranquilos.

 

Sin embargo, es el edificio 8 de la calle Miguel López Pérez el que se observa más dañado, pues la parte superior donde se coloca el tanque de agua está a punto de desplomarse. Israel Muñoz Hernández, familiar de uno de los dueños de los departamentos mencionó que los vecinos apenas tuvieron tiempo suficiente para salir ya que segundos después de hacerlo comenzaron a caer los escombros de esta parte del inmueble.

 

Posterior al sismo y tras esperar que pasaran algunas réplicas, los habitantes comenzaron a desalojar el inmueble pues se percataron que se inclinó hacia el lado derecho y aparecieron grietas en las paredes, además que el techo se cuarteó y lajas del piso se levantaron.

 

Cinco días después al sismo, personal de Protección Civil acudió al lugar pese a que el mismo día del siniestro llamaron a la línea de atención ciudadana. Tras hacer la revisión, los brigadistas les dijeron que no había problema en que regresaran a habitar los departamentos. Sin embargo, los dueños se rehúsan debido a que temen que se colapse.

 

Al entrar al inmueble, en las escaleras se observan restos de escombros que cayeron de la base del espacio adecuado para el tanque de agua y al frente de la fachada hay piedras que se desprendieron del mismo espacio, éstas ya están acumuladas ya que los habitantes limpiaron el frente del edificio.

 

Cabe destacar que los ocho departamentos estaban habitados y en suma eran alrededor de 40 a 50 personas los que los ocupaban, mismos que se están quedando a dormir en las casas de sus familiares que se encuentran en la zona de Manuel Rivera Anaya.

 

Con información de Diario Cambio