NOTA ROJA

Vecinos de la Guadalupana amenazan con linchar a delincuentes

Ante la presencia de bandas delictivas en la unidad habitacional La Guadalupana, vecinos han decidido organizarse y hacerle frente a la delincuencia, pues tras el homicidio de un taquero el pasado 24 de diciembre, colonos manifestaron que ya no están dispuestos a tolerar más hechos delictivos o crímenes en la zona.

Mario L., de 50 años de edad, dueño de la taquería “Mayito”, fue asesinado en plena Nochebuena de dos impactos de bala por al menos dos sujetos que escaparon del sitio. Testigos en el lugar aseveraron que el crimen derivó de un asalto a una transeúnte, cuyo hecho el hoy occiso trató de evitar.

Por su parte, en los informes policíacos se indicó que no hubo ningún asalto al negocio o a una segunda persona y que incluso la víctima tenía problemas personales con una familia de San Francisco Totimehuacán, por lo que días antes ya había sido amenazado.

El crimen dio pie a que algunos comerciantes de la zona denunciaran la existencia de bandas delictivas que además de asaltar a transeúntes, entran a robar a casas y negocios; ayer, a dos días del asesinato, algunos locatarios confirmaron la existencia de grupos delictivos que les piden una especie pago en materia prima para dejarlos en paz.

En un sondeo realizado bajo el anonimato, dichos comerciantes dijeron que aunque a ellos como tal no les han pedido algún tipo de pago, es bien sabido que al menos cinco dueños de negocios como tortillerías, carnicerías entre otros, sí son obligados a dar cierto pago, incluso entre los dueños de tiendas a los que no les han pedido cuota, existe el temor de que lleguen a hacerlo.

Los entrevistados dijeron que por el clima de inseguridad que se vive en la zona, mucha gente ha decido abandonar sus casas y ponerlas en renta a costo económico. Los padres de familia que antes dejaban a su esposa, hija o hijos cuidando los comercios, han optado por mejor ser ellos quienes atiendan para así salvaguardar a su familia.

Ante esta situación, que los declarantes calificaron como insostenible, los vecinos han comenzado a organizarse para ya no permitir más hechos como el del taquero u otras personas que han sido víctima de la delincuencia, incluso amagaron con llegar al linchamiento de los maleantes.

Vía El Sol de Puebla