#Alminuto #ENTÉRATE

Te decimos qué hacer si atropellaron o atropellaste a un perro

A nadie se le desea vivir una situación de atropellar a un perro o ser testigo de ello. Sin embargo, pasa todos los días y generalmente los dejan morir.

La diferencia radica en que, si estás preparado y sabes cómo actuar, el perro puede vivir (dependiendo del accidente, claro).

Tal como sucede con humanos, la rapidez y la precisión son fundamentales al momento de pasar por una emergencia de esta naturaleza. Especialmente, ¡si es tu perrito!

Lo atropellaron, ¿qué sigue?

 

– Primeramente, pide apoyo a terceras personas para desviar el tráfico y pon señalizaciones de emergencia.

– Tal como destacan los expertos de Pet MD, es necesario ponerle un bozal aunque sea improvisado, debido a que es probable que el perro se ponga agresivo por el dolor. Especialmente, cuando intenten moverlo.

Cualquier artículo puede ser de utilidad, como calcetines, bufandas, cinturones, cordones de zapatos, etc. Excepción: si está teniendo problemas para respirar.

– Al momento de levantarlo, es necesario envolver al perro con una manta o una toalla, evitando presionar en áreas lesionadas.

A su vez, debes mantener lejos su boca de tu cara y debes ponerte una chamarra para evitar lastimarte.

Si el perro está muy lastimado, usar la manta o la tela como camilla.

– Mientras se realiza toda esta logística, es necesario hablar a una clínica veterinaria de emergencia para que estén listos para recibirlo. No es lo mismo una lesión en las piernas, que un traumatismo en la cabeza.

De esta manera puedes garantizar que tengan lugar y disponibilidad para internarlo y ganar tiempo, así como asegurarte que cuentan con equipos de emergencia y medicamentos.

Es importante destacar que incluso cuando creas que aparentemente no sufrió una lesión grave, debe ser atendido.

¿La razón? Pueden presentarse lesiones y hemorragias internas que sólo pueden ser detectadas en un hospital.

Las lesiones más comunes

– Fracturas

– Lesiones profundas de los tejidos de la piel

– Traumatismo craneal

– Lesiones pulmonares y de vegija

– Hemorragia interna

– Lesiones en el tórax

Pronóstico y secuelas para el perro

 

Si un accidente de esta índole puede acabar con la vida de un ser humano, especialmente a velocidades altas, el pronóstico para un perro es difícil.

Al igual que un humano, si logra sobrevivir, es probable que tenga secuelas como problemas neurológicos que se manifiestan en cambios en la conducta.

También puede sufrir parálisis e incluso convulsiones. A su vez, los programas de rehabilitación pueden ayudar, pero los tratamientos son costosos.

Sin embargo, si hay posibilidades de recuperación y más si es tu perro que amas con toda tu alma, vale la pena intentarlo.

Fuente: Autosrpm