#Alminuto Puebla

Sobreviviente del sismo en Atzala a punto de ser dado de alta

 

 

Ismael Torres sobreviviente del sismo en Atzala ha desafiado los pronósticos médicos y tras ser intervenido quirúrgicamente de la columna está mostrando gran avance y podría ser dado de alta en los próximos días. Sin embargo, será hasta enero cuando se confirme si volverá a caminar o no. Pese a que perdió a su familia completa no ha recibido alguna indemnización. Las autoridades ni siquiera se han acercado a su padrastro, Crescencio López para notificarle sobre el mecanismo del cobro.

 

La esperanza de reunirse con su esposa Manuela De León y sus pequeñas Edileth y María de Jesús, son lo que han motivado al joven campesino de 26 años para seguir al pie de la letra las indicaciones médicas.

 

Padrastro no halla la forma de contarle que su familia no se salvó

 

Crescencio López, padrastro de Ismael, reveló a CAMBIO  que a 10 días de la tragedia en Atzala, su hijo no sabe que su esposa e hijas murieron bajo los escombros del templo de Santiago Apóstol.

 

“No le he dicho a mi hijo lo que pasó con su esposa y sus niñas, he pensado que se lo voy a decir cuando nos digan que está dado de alta. Porque si llega a casa y se entera, se me vaya a poner mal. Acá en el hospital me pueden ayudar a controlarlo, pero allá ¿Quién?”, expresó.

 

Entrevistado la tarde del jueves por el periódico CAMBIO Regionales, el tutor de Ismael dijo que no han recibido ningún tipo de indemnización y desconoce del Seguro de Reparación de Daños que adquirió el gobierno estatal, a través del cual les entregarían cinco mil dólares a los familiares de las personas fallecidas el pasado 19 de septiembre.

 

“No sabemos nada de esa indemnización, nadie nos ha buscado. Yo voy y vengo al pueblo (Atzala) y no sé nada. Pero de ser cierto, pido a las autoridades que nos busquen porque somos personas humildes que estamos pasando por una situación difícil. Yo regresaré pronto a casa con mi hijo, y necesitará atención de tiempo completo y no voy a poder trabajar”, agregó.

 

Refirió que hay días que se siente tan preocupado que no prueba alimento. “A veces no me da hambre, ando pensando en mi hijo, en cómo le voy a decir. Pienso que pronto vamos a llegar a casa, y cómo voy a trabajar”, indicó.

 

 

 

Vía Diario Cambio