Puebla

Se triplica número de turistas que usan Airbnb para alojarse en Puebla capital

El volumen de turistas que utilizan la plataforma online Airbnb para alojarse en casas particulares de la ciudad de Puebla se triplicó en sólo un año, de acuerdo con información de la propia empresa.

Airbnb, que facilita la renta por internet de habitaciones, departamentos y casas para estancias vacacionales, es cada vez más popular en la Angelópolis. Entre noviembre de 2016 y el pasado mes el número de usuarios que encontraron hospedaje a través de esta plataforma creció “306 por ciento”.

“Según nuestros datos, 306 por ciento más de huéspedes de Airbnb visitaron Puebla, México, este año”, anunció la filial mexicana de la compañía en su propio perfil de la red social Twitter, una información replicada después en Alemania y Reino Unido.

La plataforma online, que sigue el mismo modelo de negocio que Uber o Cabify, acompañó el aviso con un video promocional de Puebla que dibuja la capital del estado como un destino poco explotado turísticamente –“#NotYetTrending”- cargado de historia y cultura.

“Mis amigos siempre me dicen que soy barroca. Cada detalle extra que ofrezco muestra mi delicadeza y  orgullo”, presume Malu, una de las anfitrionas de la plataforma. “Hay un movimiento de ideas en Puebla. Es acerca de las condiciones y las historias de las personas de aquí”, añade Tomás, otro anfitrión.

La creciente popularidad de la plataforma podría reavivar el debate sobre la oferta de servicios de hospedaje alternos a hoteles en la ciudad de Puebla. El presidente de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, Gustavo Ponce de León Tobón, acusó en abril pasado a Airbnb de competencia desleal y oportunismo.

“Un hotel tiene que tener un seguro de responsabilidad civil, tiene que tener su licencia de funcionamiento, tiene que estar dado de alta en Profeco –la Procuraduría Federal del Consumidor-, tiene que pagar su licencia, tiene que pagar un plan de contingencia, tiene que tener condiciones de salubridad”, recordó entonces en entrevista vía telefónica con El Sol de Puebla. “No nada más es rento mi habitación. ¿Qué tal si tiene un elemento contaminante y la gente se va a ir molesta?”.