#Alminuto NOTA ROJA

Riña entre policías y ejercito contra miembros de la banda “Los Pelones” deja al menos 2 heridos

 

Una intensa movilización policiaca se registró este miércoles en el Barrio de San Miguelito tras una riña entre vecinos y presuntos integrantes de la banda de ‘Los Pelones’, donde un policía y una mujer resultaron lesionados. Sin embargo, ninguno de los presuntos delincuentes fue detenido, tras atrincherarse en un domicilio de la 13 norte.

Esta riña ocurrió entre los dos grupos después de que integrantes de esta banda, comandada por ‘El Muletas’, intentaran atracar a una mujer sobre la 15 Norte, por lo que al momento de la detención de uno de ellos, sus familiares, y demás integrantes de la banda delictiva, salieron de un inmueble para auxiliarlo, situación que desencadenó la batalla campal.

De acuerdo con los vecinos e investigaciones de la policía municipal, esta banda principalmente se dedica a extorsionar a los choferes de las unidades del transporte público en el Centro Histórico; además del narcomenudeo y el asalto a transeúnte.

Alrededor de las 14:00 horas, vecinos del Barrio de San Miguelito y al menos ocho sujetos, entre hombres y mujeres, desataron una gresca con piedras y palos a la altura de la calle 14 Poniente, entre la 13 y 15 Norte.

Esto después de que dos de los integrantes de la banda de ‘Los Pelones’ intentaran atracar a una mujer sobre la 15 Norte; sin embargo, una patrulla pasaba al momento, por lo que procedieron a la detención. Su compañero, al darse cuenta, llamó a su familia y demás cómplices para agredir a los uniformados con piedras y palos, por lo que los vecinos intervinieron en la riña, pues se encuentran hartos de la inseguridad que esta banda ha provocado en la zona.

Esta situación generó una fuerte movilización, pues después de la primera riña, cuando los oficiales se marcharon, los presuntos delincuentes, en venganza, agredieron a los vecinos que intervinieron en la gresca incluso amenazándolos de muerte.

Por consiguiente, al lugar arribaron alrededor de 20 patrullas y más de 50 elementos entre policías estatales y municipales, quienes incluso con apoyo de los militares llegaron a custodiar el domicilio en el que dicha banda tiene su centro de operaciones sobre la 13A Norte.

Aunque los elementos de la policía y ejército permanecieron en el lugar por cerca de una hora, no pudieron ingresar al lugar donde se atrincheraron los presuntos delincuentes, a pesar de que se trató de un delito en flagrancia.

Ante esta situación, vecinos decidieron interponer una denuncia, a pesar de señalar que ya existen antecedentes de esta banda en la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo que sospechan que son ‘apadrinados’ por alguna autoridad por el grado de impunidad que existe.

 

 

 

con información de Diario Cambio