#Alminuto NOTA ROJA

PGR continúa la búsqueda de explosivos en restos del helicóptero donde murieron Martha Erika y Moreno Valle

 

El Subprocurador de Control Regional de la PGR, Roberto Ochoa, advierte que el historial de la aeronave siniestrada en Puebla se ha reservado mientras concluye la investigación.

Para descartar el uso de explosivos en los restos del helicóptero siniestrado el pasado 24 de diciembre, provocando la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, y de su esposo, Rafael Moreno Valle, las autoridades federales recurrieron a un perro entrenado para la detección de sustancias explosivas, conocido como binomio canino, informó la Procuraduría General de la República (PGR).

El Subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, Roberto Ochoa Romero, explicó que a pesar de este primera búsqueda, cuyo resultado fue negativo, no se trata de un dato concluyente; por lo que la fiscalía continuará abundado en la investigación hasta que existan pruebas periciales definitivas.

En entrevista para #AristeguiEnVivo, Ocho Romero detalló que el binomio canino enviado por la Secretaría de Marina, Armada de México (Semar) está debidamente entrenado para la búsqueda de restos de explosivos líquidos o sólidos, arrojando un primer resultado negativo “que no es concluyente”.

Cuestionado sobre el historial de la aeronave, incluyendo su pertenencia a Grupo Higa del empresario Juan Armando Hinojosa, contratista y amigo del expresidente Enrique Peña Nieto, el Subprocurador de la PGR aseguró que todos los antecedentes registrales sobre el helicóptero desplomado en Santa María Coronango, a tan solo 10 minutos de haber despegado, forman parte de la secrecía de la investigación.

En este marco, se negó a opinar sobre los dueños de la aeronave siniestrada, José Antonio y Rafael Torre Mendoza, únicos accionistas de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano (SAASA) que prestaba servicios de taxi aéreo a Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso.

El Subprocurador Roberto Ochoa reveló que ya se encuentran en México representantes de la empresa Leonardo Helicopters, fabricante de las aeronaves Agusta Westland, así como de la empresa que fabricó los rotores.

Por último, el funcionario de la PGR insistió en que no hay fecha para concluir la investigación, derivado de que todavía no han llegado a México los expertos aeronáuticos provenientes de Canadá y Europa que podrían ayudar en la indagatoria del percance que costó la vida a cinco personas.

Con información de Diario Cambio