NOTA ROJA

Pequeño de tres año muere tras tomar veneno de botella de refresco

Un niño de tres años de edad falleció luego de ingerir veneno para ratas que su propia madre había colocado días antes en una botella de refresco, a la cual no retiró la etiqueta y dejó al alcance.

Los hechos se registraron en la calle Remedios del fraccionamiento Pintores Mexicanos de Aguascalientes, donde el niño José Luis N. se encontraba en el interior de su vivienda junto a su madre y algunos de sus familiares.

Mujer permitía que su pareja violara a su hija de 13 años

 

El niño llegó hasta la cocina, donde se encontró la botella que pensó contenía refresco y tomó el envase, lo abrió y comenzó a darle varios tragos.

Casi de inmediato el químico comenzó a hacer estragos en el niño por lo que cayó al suelo y comenzó a convulsionarse sin que nadie se percatara de ello.

Fue minutos después cuando la madre del niño comenzó a buscarlo y tras llamarlo lo localizó tirado y agonizante en la cocina. Junto a él se encontraba la botella de veneno ya vacia.

Muere activista que denunció a las autoridades las agresiones de su ex marido

Al percatarse de lo ocurrido, la mujer comenzó a llamar a gritos a sus familiares para que solicitaran la presencia de los cuerpos de emergencia.

Al no responderles en el 911, los propios familiares decidieron trasladar al niño de tres años para que recibiera atención médica de emergencia en las instalaciones del Hospital General de Zona número 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social, pero el menor falleció a los pocos minutos de ingresar.

Vía La Silla Rota