#Alminuto Nacionales

#OPINIÓN La consulta errada de AMLO

 

El ejercicio “democrático” que se vivió en los últimos días, no es nada más que un espejismo de participación ciudadana.

El gran error de Andrés Manuel es callar a los compañeros de Atenco haciendo su mal formulada consulta nacional, si los principales afectados ya habían dicho que no, el presidente electo debió atender la respuesta de los camaradas, simplemente era respetar su autodeterminación.

Es inverosímil creer que so pretextos presupuestales y de diversas índoles se hiciera la consulta. A toda luz esta democracia participativa es un arma de dos filos, porque es un mecanismo que tiene un trasfondo de legitimación, y lea bien lo que digo en este momento lector, mucho cuidado lo que el pueblo legitimará en las siguientes consultas del sexenio que comienza este primero de diciembre.

No me malinterpreten, apoyo la participación del pueblo, es necesario que seamos escuchados, pero lamentablemente esta consulta fue mal diseñada; Omito analizar las cuestiones jurídicas respecto a su legalidad y su carácter vinculatorio, únicamente me centro en la tesis que “una persona de Tijuana no puede y no debe elegir el futuro de alguien de Atenco”.

El presupuesto es público, y la deuda es del pueblo, pero los afectados directos que pierden territorio son los pueblos originarios asentados en ese lugar.

El fondo de este asunto es la autodeterminación de los pueblos, misma que se relaciona con su medio ambiente tradicional, derechos que han sido violentados durante años; incluso Andrés Manuel violenta los derechos de los pueblos originarios.

¿Se consultará la construcción y ejecución del tren maya? ¿Consultarán a los mayas? ¿Respetarán la autodeterminación de los mayas? ¿Qué proyectos son susceptibles a consulta?

Es obvio que Andrés Manuel no respeta ni respetará la autodeterminación de los pueblos, tampoco hará lo propio respecto al derecho a la consulta previa, libre e informada, no lo hizo con los compañeros de Atenco y pueblos circundantes al NAICMX y no lo hará con los mayas de la península de Yucatán antes de licitar la obra del tren maya.

La consulta ambiental y la consulta de los pueblos originarios debe ser en un lugar y momento determinado, la limitante territorial de la consulta se circunscribe al radio de afectación, bajo esos parámetros espaciales deben ser las consultas, respetando y ponderando la autodeterminación de los pueblos.

¿El pueblo de México debe decidir el futuro de la tierra y territorio de los pueblos originarios? La respuesta es no, conmino a los lectores a leer el artículo segundo constitucional y el Convenio 169 de la OIT.

Es un peligro que decidan los no afectados, hoy fue un rotundo no al NAICM, pero mañana todo México decidirá el futuro de los pueblos originarios, decisiones que únicamente compete tomar a los pueblos afectados.

¿Cual es el motivo de las consultas nacionales? Yo atribuyo esta “democracia directa” como un mecanismo para ejecutar proyectos que la nación vea bien, excepto los pueblos originarios, si Andrés Manuel tuviera respeto por la autodeterminación se limitaría a consultar a los afectados (exclusivamente) no ignorarlos usando la vox populi.

Reiteró, si a la consulta! Pero a la consulta de los pueblos! A la consulta de los afectados! A la consulta legal, previa, libre e informada!, no a las consultas donde agentes ajenos deciden el futuro de unos pocos.

Si somos justos, es necesario respetar los cuerpos normativos que protegen los derechos de los pueblos originarios, y Andrés Manuel no lo hace, hasta el día de hoy su discurso es “el lago si” “respetar la consulta previa, libre e informada de los pueblos originarios no” “respetar a los mayas de la península de Yucatán no” “respetar la tierra y territorio maya de la península de Yucatán no”.

Implantar ideas y conceptos en el imaginario de la gente será el pan de cada día, se harán consultas a modo que violaran dispositivos convencionales y cuestiones constitucionales, y dejó muy claro, no hay nada democrático cuando se silencian a los pueblos originarios.

Pueblos y organizaciones sociales, no se confundan, no se fíen, recordemos que la construcción social está en la lucha, hoy vivimos una derrota disfrazada de victoria, hoy perdió la autodeterminación de los pueblos originarios, hoy perdieron las consignas que durante 18 años cantaron al marchar los compañeros de Atenco, hoy perdió la autonomía del pueblo de Atenco, Atenco no decidió su futuro.

Estemos atentos a las consultas venideras, hoy el pueblo le dio al presidente electo el arma más fuerte y letal que puede usar contra el pueblo, y es la ingenuidad del mismo.

PD: Voté por AMLO pero debemos ser críticos y objetivos.

PD 2: Si la consulta nacional del tren maya atenta contra la autodeterminación de los mayas, la política etnocida seguirá en pleno apogeo.

“Luchar contra lo imposible y vencer”

“Incluso lo que no vivimos, lo que pudo ser y no fue, es también constituyente de lo que somos”

Arturo Mendoza