#Alminuto Multimedia

Joven acaba con derrame cerebral al hacer el ‘Kiki Challenge’

Parece un reto sencillo, divertido e impresionante pero el famoso reto ‘Kiki Challenge’ trae graves consecuencias, además de las multas e infracciones, otras que pueden causar hasta la muerte.

#kekechallenge isn't for everyone 😂😂🙈#inmyfeelings #drake #kikichallenge #fail

Posted by Funny Videos, Fails and Memes on Monday, July 23, 2018

Las autoridades de varios países del mundo están alertado sobre este peligroso flasmob que rápidamente se hizo viral en las redes sociales.

El ‘Kiki Challengue’ consiste en grabar el momento en que una persona sale un auto para bailar al ritmo de la canción ‘In my fellings’ del rapero Drake, mientras el carro sigue desplazándose.

Y la euforia creció cuando alguien cambió la canción de fondo por la melodía mexicana ‘La Chona’ de los Tucanes de Tijuana.

Pero muchos de los participantes de este reto han sufrido las consecuencias: accidentes automovilísticos, robo de pertenencias y fuertes caídas.

Casi muere por el reto viral

Tal es el caso de la joven Anna Worden, de Estados Unidos, quien decidió hacer el reto. Todo terminó en una tragedia que casi le cuesta la vida.

“Lo último que recuerdo fue abrir la puerta. Así que aparentemente salí, tropecé, caí y me golpeé la cabeza”, le contó la joven a un medio local.

Anna tuvo que ser trasladada de emergencia a un hospital en donde los médicos le dijeron a la familia que había sufrido fracturas en el cráneo y que tenía sangrado interno en el cerebro.

Luego de ser tratada y pasar varios días internada, la adolescente de 18 años tuvo que hacer rehabilitación y aprender a caminar.

Los médicos aseguran que “fue un milagro” que no quedara con ningún tipo de secuelas.

Multas y hasta cárcel en el menor de los casos

Y estos accidentes no solo ocurren en Estados Unidos sino en otros páises como España, México, Egipto y Canadá.

Las autoridades han hecho un llamado a todos para que se abstengan de realizar este peligroso reto, con consecuencias de multas, prisión y el riesgo de un accidente como el de Anna.

Y es que muchas personas han terminado en hospitales con fracturas, otras más son atropelladas, incluso han perdido sus autos por quitar las manos del volante.

Vía Debate