NOTA ROJA

Hallan sin vida a joven que era buscado por sus familiares

La madrugada de ayer, elementos de la Policía Municipal de Santa María Coronango acudieron a una barranca luego de que se localizara al fondo de la misma el cuerpo de una persona, reportada como desaparecida.

Uniformados a bordo de las patrullas P-05 y P-125 se entrevistaron minutos antes de las 2 horas con Leobardo Flores Paisano, quien explicó a los oficiales que desde el domingo por la mañana estaban buscando a su sobrino.

Entrada la madrugada, en pleno festejo de Navidad, localizaron su cadáver al fondo de una barranca en Montero de Camino Real a Coronango, por ello dieron aviso a los números de emergencia para pedir ayuda.

El ahora occiso fue identificado como César Xochimitl Flores, de 20 años de edad, quien tuvo su domicilio en la calle 5 de Mayo número 11, en la localidad de San Martín Zoquiapan, perteneciente a Coronango.

Una vez que se localizó el cuerpo, elementos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) y Protección Civil bajaron al fondo de la barranca y confirmaron que ya no contaba con signos vitales.

El cuerpo de César estaba politraumatizado, presentaba golpes contusos en diferentes partes del cuerpo —en particular en la cabeza—, después de sufrir una caída de casi 10 metros de altura.

Fue hasta las 3:20 horas cuando se apersonaron en el lugar de los hechos los agentes de la Policía Ministerial del Grupo San Pedro Cholula, pero hasta las 5:30 arribaron los peritos para las diligencias del levantamiento de cadáver.

En punto de las 6:50 el cuerpo fue entregado al Servicio Médico Forense, que se hizo cargo de trasladarlo a la morgue en la ciudad de Puebla, con la finalidad de que se llevara a cabo la necropsia de ley.

De manera preliminar, se informó que Xochimitl Flores murió a consecuencia de traumatismo craneoencefálico severo. Se inició la carpeta de investigación y se confirmó que el deceso de César se debió a un accidente, aunque se desconoce la mecánica del mismo

Vía El Popular