#Alminuto OPINIONES

#Columna ¿Las autopistas de cuota son un servicio?

La pregunta va en el sentido de que al parecer, el único servicio que hacen las constructoras es hacer la obra, poner una caseta y después sólo se dedican a cobrar.

En otras ocasiones de que en otros países, cuando hay obras importantes o congestionamientos, no se cobran los peajes para no generar problemas a los usuarios. En nuestro país no existe el enfoque de servicio al cliente, para las constructoras, el cliente es el gobierno que sólo se preocupa porque exista la carretera, que tenga mantenimiento (y eso a veces), pero luego ya no importa si los que usan la obra están o no satisfechos con la misma.

Ayer me tocó ser víctima del puente de muertos, usé la vía de regreso por Amozoc, y como casi todos ustedes sabrán, el caos ahí es algo cotidiano. En lugar de hacer una hora y media de Tehuacán a Puebla, hicimos casi 4 horas. Una vía donde hay obra, accidentes y una caseta que no es suficiente para la demanda que tiene.

Los gobiernos deben aumentar las exigencias a los inversionistas de las autopistas. CAPUFE debe convertirse en un verdadero protector del bienestar de los usuarios de carreteras de cuota. No hubo ni una sola patrulla, ni un solo apoyo por parte de autoridades en el insufrible trayecto. Pero eso sí, nadie puede pasar sin pagar su peaje a pesar de la pérdida de tiempo, de la vulnerabilidad de transitar en la zona. Padecemos de las obras temporales que según siempre nos dicen, son para siempre, pero no lo son.

Escribe Héctor Rodrigo Ortiz