#Alminuto NOTA ROJA

Asesinan a trabajador de la Volkswagen por ser testigo de un asalto en gasolinera de Puebla

El automovilista asesinado la noche del pasado viernes, tras atestiguar un asalto a una gasolinera en Sanctórum, Cuautlancingo, era trabajador de la armadora Volkswagen; horas antes del crimen, el varón de 55 años de edad, acudió a dicha planta automotriz para dejar unos documentos ya que contaba con incapacidad, luego de que se lastimara una mano durante el desarrollo de su trabajo.

Conocidos de la víctima, aseveraron que el hoy occiso respondía al nombre de Saúl Noé, quien llevaba 29 años laborando para la referida empresa, ya que fue en 1989 cuando ingresó, desempeñándose en el área de Retrabajos de Montaje KSII.

Las personas consultadas indicaron que el día de los hechos, es decir el viernes pasado, alrededor de las 15 horas, Saúl Noé fue a Volkswagen, donde dejó una documentación por su incapacidad ya que al colocar unos faros se lastimó.

Sin embargo, el quincuagenario, quien viajaba en un Jetta con placas de Puebla, al pasar a cargar gasolina, fue testigo del atraco que cometieron varios sujetos a bordo de una camioneta Voyager gris con placas del Distrito Federal, por lo anterior, fue alcanzado, interceptado y baleado en el abdomen. Incluso, una cámara de vigilancia captó el instante en el que los hampones se le emparejan al automovilista para después dispararle mientras que otros testigos huyen para salvar la vida.

Asimismo, un joven de 26 años de edad identificado como Jesús Eduardo N., fue herido de bala en tórax y muslo, dichas lesiones le produjeron la muerte de forma casi instantánea. En este caso, según los datos obtenidos en el lugar, el joven se encontraba en un lote de venta de material para construcción, propiedad de su padre, sin embargo, al escuchar detonaciones de arma de fuego, se asomó para después correr.

No obstante, los delincuentes lo alcanzaron e hirieron de muerte para luego huir. Pese a que los hechos ya son investigados, hasta ahora se desconoce el paradero de los asaltantes y homicidas, quienes previo a lo ya narrado, atracaron una Gran Bodega ubicada en la calle Ocampo a la entrada de la unidad habitacional Volkswagen 2, donde lesionaron a una cajera de 41 años de edad e hirieron de bala a un cliente de 35 años, situación por la que ambas víctimas tuvieron que ser llevadas a un hospital.

Con información de El Sol de Puebla